Prevención de Riesgos Laborales

La Prevención de Riesgos Laborales tiene como objetivo proteger al trabajador de los riesgos que se derivan de su trabajo; por tanto, una buena actuación implica evitar o minimizar las causas de los accidentes y de las enfermedades profesionales. Esto debe conseguirse, en primer lugar, fomentando -primero en los responsables de las empresas y después en todos los trabajadores- una auténtica cultura preventiva, que debe tener su reflejo en el Plan de Prevención desde el momento inicial.

Prevención de Riesgos Laborales

La siniestralidad laboral es uno de los problemas más graves del panorama laboral en España. Se trata de un problema asociado a la precariedad y la temporalidad laboral, y a la falta de profesionales y una cultura preventiva impuesta en la sociedad. Por ello, en el año 1995 nace la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, con la esperanza de reducir esa siniestralidad laboral y velar por la seguridad y salud de todos los trabajadores, abarcando las siguientes especialidades: Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial, Ergonomía y Psicosociología y Vigilancia de la Salud.

La Prevención de Riesgos Laborales tiene una doble vertiente ya que, por un lado, es un derecho de los trabajadores y por otra, una obligación de todas las partes: de la empresa y de las personas que trabajamos. Así pues, cualquier empresa o empresario que cuente con uno o más trabajadores a su cargo, está obligado a velar por la seguridad de sus empleados y a la vez, a cumplir con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

En definitiva, la Prevención de Riesgos Laborales es de obligatoria implantación en la empresa. A continuación vamos a explicar cuándo un autónomo tiene que implantar la PRL y las opciones que tiene para ello. En primer lugar hay que distinguir entre:

Autónomos

Autónomos sin trabajadores a su cargo, en este caso no tenemos la necesidad de disponer de una organización que se encargue de la gestión de riesgos laborales.

Autónomos sin trabajadores a su cargo pero que se ven afectados por la normativa sobre Coordinación de Actividades Empresariales. En este caso, cuando el autónomo tenga que trabajar junto a otros trabajadores pertenecientes a otras empresas, ya sea en su centro de trabajo u en otro, deberá aportar información sobre los riesgos que sus actividades o equipos suponen para los trabajadores de las otras empresas con las que colaboran.

Autónomos con trabajadores a su cargo, que pasan a tener por tanto las obligaciones del empresario de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y tienen la obligación de implantar en su organización la PRL. Las diferentes modalidades que establece la normativa para gestionar la PRL son las siguientes.

Ante esta coyuntura lo mejor es ponerse en manos de una empresa que cuente con profesionales que puedan ayudarle en esta tarea.

PrevenSystem

Somos una compañía especializada en el diseño y desarrollo de soluciones para el cumplimiento legal y la mejora continua, de la prevención de riesgos laborales, la protección de datos personales y la seguridad alimentaria.

Contamos con una red de más de 65 agencias repartidas estratégicamente por todo el territorio nacional.

Seguir Leyendo

En nuestro directorio seguirán apareciendo muchas empresas relacionadas con este servicio. Si te encuentras en alguna de ellas y quieres aparecer en nuestro directorio, registrarte.

El Ministerio de Trabajo ha habilitado una página web llamada Prevención 10 a través de la cuál , las empresas de menos de 10 trabajadores pueden elaborar de manera gratuita su plan de prevención de riesgos laborales.

Es un servicio público gratuito de asesoramiento en prevención de riesgos laborales que permite:

Gestionar de forma sencilla los riesgos laborales a las empresas de hasta 25 trabajadores.

Facilitar el cumplimiento en materia de coordinación de actividades empresariales e informar de sus riesgos a los trabajadores autónomos.

A través de una herramienta incluida en la web, se puede cumplir con las obligaciones en materia preventiva a través de un proceso en cinco etapas. Este proceso no incluye la vigilacia de la salud. obligatoria en algunos convenios colectivos.

Las cinco etapas de las que consta el procedimientos son:

  • Información, donde se especifica todo lo que se debe saber antes del proceso.
  • Registro de acceso al sistema.
  • Evaluación de los riesgos de la empresa.
  • Planificación de la actividad preventiva.
  • Seguimiento / Control de la ejecución.