Contratar servicios Externos

Contratar servicios Externos. Nos pueden surgir muchas situaciones requerir un servicio. Pero obviamente no todos los servicios requieren de los mismos requisitos. Por ello, vamos a detallar qué aspectos debemos tener en cuenta para la contratación de los servicios más demandados.

Este incremento se debe principalmente a que en la prestación del servicio intervienen profesionales expertos en una materia determinada y, a su vez, el proveedor dispone de los recursos específicos y adecuados para proporcionar el servicio.

Además, resulta más económico obtener un servicio experto por parte de terceros que adquirir los recursos necesarios para realizar nosotros dicho servicio, aparte que suele ser más sencillo adaptar un servicio externo ampliando su alcance, funcionalidad, incrementando la capacidad, etc. que reorganizar la propia empresa.

Factores a tener en cuenta:

  • El horario del servicio.
  • Tiempo en el que tendremos el servicio operativo para su utilización.
  • El tiempo de respuesta. Tiempo trascurrido desde que ponemos una incidencia, hasta que es atendido en primera instancia por un técnico asignado.
  • El tiempo de resolución. Tiempo desde que se detecta el problema hasta que se restablece el servicio y vuelve a estar operativo.

Contratar un servicio Externo de forma segura.

Como clientes y usuarios a la hora de contratar el servicio, necesitamos que cumplan unos requisitos mínimos, que nos ofrezcan unas garantías y que nos aporten la solución requerida.

Estos aspectos, bajo esta premisa, estarían determinados por la disponibilidad, continuidad, capacidad, seguridad, las posibles incidencias y peticiones del servicio, las vías de comunicación y escalado de quejas por parte del usuario y la realización de informes de seguimiento del servicio contratado.

Debemos tener en cuenta que todo servicio que se ofrece tiene que tener en la medida de lo posible unos acuerdos predefinidos y aprobados por ambas partes, en ellos se determinará la calidad del servicio y las directrices bajo los que debe prestarse el mismo.

Todos estos aspectos deben venir reflejados en el contrato que se suscriba con la empresa o profesional que hayamos seleccionado. Hemos de saber también que la contratación de servicios implica, en muchos casos, proporcionar a un tercero acceso a la información y activos de nuestra empresa.

Para protegernos frente a los riesgos que esto pueda suponer, existe un extenso marco legal y normativo destinado a defender los intereses del cliente y del proveedor, además de ciertas recomendaciones que conviene seguir.

Con los acuerdos y contratos se sientan las bases de la relación comercial entre ambos, tanto en los elementos relacionados con la gestión de la información y el propio servicio, niveles de calidad esperados, cómo se debe tratar la información durante la prestación del servicio.

Establecer el Contrato de Confidencialidad.

Contratar Servicio con Calidad Garantizada

Sello Garantía Norma ISO 9001 2015

Un aspecto que debemos valorar en cualquier contratación, es el hecho de que el proveedor disponga de certificados que hayan sido reconocidos o validados por entidades reconocidas de confianza, lo que garantizará que la prestación cumple ciertas garantías.

La norma ISO 9001 para la calidad del servicio, ISO 27001 para la seguridad de la información o la norma ISO 20000 si el proveedor nos va a prestar servicios de soporte informático.

Existen distintos tipos de contratos que podemos firmar con nuestros proveedores de servicios para establecer las bases de una gestión segura del servicio y de la información de nuestra empresa.

Ir arriba